1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Referentes

El imán de las futbolistas españolas multiplica las licencias femeninas

Atraídas por los éxitos deportivos y los valores que transmiten, miles de niñas y jóvenes han convertido el fútbol en el segundo deporte de categoría femenina con más federadas en España

Ricardo Uribarri 17/06/2024

<p>Las jugadoras de la selección celebran un gol en su victoria contra Suiza en la Liga de Naciones de 2023. / <strong>David Aliaga (RFEF)</strong></p>

Las jugadoras de la selección celebran un gol en su victoria contra Suiza en la Liga de Naciones de 2023. / David Aliaga (RFEF)

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Más allá de su expansión a nivel comercial o de los índices de seguimiento, la gran herencia que hasta el momento está recogiendo el fútbol femenino español de los éxitos recientes de la selección nacional y del FC Barcelona es el enorme interés por practicar este deporte que ha despertado entre las más jóvenes. No hay más que ir a los datos oficiales para constatar el crecimiento de licencias que ha experimentado en los últimos años el fútbol femenino, que en 2023 superó por primera vez la barrera de las 100.000, hasta situarse en la segunda posición del ranking de los deportes con más federadas en nuestro país. Otro mérito que deben apuntarse las Alexia, Aitana, Jenni y compañía.

El Anuario de Estadísticas Deportivas que elabora el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes refleja que el fútbol femenino español llegó el pasado año a las 107.853 licencias, lo que supone un incremento del 22,8% respecto al año anterior, y del 60,6% en comparación con 2021. Y si retrocedemos hasta hace 10 años, el aumento llega al 165,6%. Esta multiplicación del número de jugadoras afiliadas ha llevado al fútbol a situarse como el segundo deporte femenino español, solo por detrás del baloncesto, que cuenta con 138.267 licencias. Hace dos años, en 2021, ocupaba la cuarta posición, por detrás del baloncesto, montaña y escalada, y golf.

Cataluña es la comunidad autónoma que registra más licencias de fútbol femenino, con 20.659; seguida de Andalucía, con 14.316; Madrid, con 12.489; y País Vasco, con 11.015. Eso sí, el enorme peso que tiene el fútbol masculino en nuestro país provoca que el porcentaje de licencias femeninas en el global de este deporte sea el octavo más pequeño de todo el deporte español, con solo el 8,6% de las 1.248.511 licencias de fútbol que hay en total (hombres y mujeres). A nivel internacional, España también ha ido ganando posiciones en el ranking de naciones con más jugadoras federadas de todas las edades, y se encuentra ahora mismo por detrás de Estados Unidos, Canadá, Alemania, Inglaterra, Suecia, Países Bajos, Francia y Noruega, todos ellos con muchos más años de apoyo al fútbol femenino. De ahí que tenga tanto mérito el primer puesto que ocupa actualmente la selección española en el ranking de la FIFA por méritos deportivos.

Cataluña ha pasado de 317 equipos inscritos en categoría femenina entre fútbol y fútbol sala en la temporada 17-18, a 1.556 en la que acaba de finalizar

Es indudable que, para que un deporte crezca desde la base y se desarrolle, en este caso a nivel femenino, hace falta que existan unas referentes en las que se puedan fijar las más jóvenes, que hagan surgir en ellas las ganas de imitarlas y dedicarse a la misma disciplina. Los triunfos que está alcanzando el equipo nacional, como el Mundial ganado en 2023 o la reciente Liga de Naciones, y a nivel de clubes el FC Barcelona, con tres Champions en los últimos años, unidos a los trofeos individuales conseguidos por Alexia Putellas, galardonada con el balón de oro en 2021 y 2022, y Aitana Bonmatí, que lo fue en 2023, han aumentado el interés por esta actividad y han impulsado que haya un mayor número de practicantes.

Hace años, las niñas a las que les gustaba el fútbol tenían como modelos a imitar a jugadores masculinos y apenas tenían opciones de practicarlo. Hoy en día, la situación es muy distinta, con jugadoras que se han convertido en personajes idolatrados dentro y fuera de los campos y muchos clubes, profesionales y de base, que se han visto obligados a añadir equipos femeninos a su organigrama ante la creciente demanda que existe. En Cataluña, por ejemplo, se ha pasado de 317 equipos inscritos en categoría femenina entre fútbol y fútbol sala en la temporada 17-18, a 1.556 en la campaña que acaba de finalizar, según informaba el diario Sport. En la Comunidad de Madrid había 157 equipos femeninos en la temporada 16-17 y en la actualidad hay registrados 669.

Los éxitos que han alcanzado las jugadoras son un imán para que las nuevas generaciones se interesen por seguir sus pasos. Pero no solo por el aspecto meramente deportivo. La actual generación también está siendo capaz de transmitir unos valores y unas actitudes que sirven de inspiración y que atraen por el empoderamiento que generan. Así lo cree también la periodista y politóloga Irene Zugasti, autora del libro #SeAcabó. La doble victoria de las campeonas del mundo, editado por CTXT. Para ella, “el cambio cultural y social que han generado las jugadoras en tan poco tiempo es impresionante, porque muchas personas no las tenían en el foco hasta la victoria del Mundial de 2023, pese a la lucha por sus derechos laborales que, como sabemos, tiene un recorrido mucho más largo. Las mujeres en general, y en el deporte femenino en concreto, estábamos sedientas de referentes. Referentes en un sentido amplio, no solo por el nivel deportivo, sino por tener ese valor añadido que es escuchar a Alexia Putellas hablar de compañerismo o de sororidad, o defender derechos feministas y LGTBIQ. Y aunque el fútbol es fútbol, creo que hay una diferencia abismal en elementos clave sobre cómo se perciben y se construyen narrativas en torno al fútbol femenino y al masculino: la forma en que ellas comunican, en cómo reivindican lo colectivo, en lo que protestan y hacen crítica, en lo que ponen en valor al club o a la selección, creo que es mucho menos individualista y tiene lógicas más éticas y deportivas”.

Zugasti pone de ejemplo cómo incide en otros ámbitos la lucha que están llevando a cabo las futbolistas en los últimos tiempos para obtener mejoras de todo tipo a través de los valores que propagan: “Las jugadoras han dado dos lecciones: la de la ampliación y reivindicación de derechos laborales y deportivos (yo digo que ellas son el nuevo sindicalismo español), y por otro lado la de los derechos sexuales y feministas de las mujeres. Según CC.OO., las consultas a la web del sindicato para elaborar protocolos contra el acoso sexual y por razón de género se han multiplicado. Yo, que trabajo de técnica de igualdad en un ayuntamiento, lo percibo claramente: hay muchas más consultas, mucha más sensibilización. El ‘Se Acabó’ no solo iba de denunciar esa violencia y ese abuso patriarcal del poder, iba también de exigir soluciones ‘estructurales’, como decían Putellas y Paredes. Y eso se ha contagiado a empresas, entidades, colegios, universidades...”.

Durante mucho tiempo, las mujeres han visto el fútbol como un entorno donde imperaba el machismo y en el que llegaban a sentirse inseguras a la hora de practicarlo. Viendo el aumento en el número de federadas, se podría pensar que esa percepción está cambiando. Sin embargo, Zugasti cree que aún queda mucho por hacer en ese ámbito. “Cuando a las niñas, a las jóvenes y a las mujeres nos excluyen del fútbol y de los deportes colectivos, no solo nos están arrebatando una posible profesión o una afición que puede ser troncal en nuestras vidas: nos arrebatan el derecho a tener una comunidad, un espacio seguro, la oportunidad de viajar, conocer gente. Y también nos están quitando el derecho a la salud, porque sacar el rato para ir a entrenar y para estar haciendo deporte con otras personas es salud y autocuidado. Tenemos los datos positivos: más fichas, más interés, referentes, etc. Pero, ¿hay recursos reales? En el fútbol base, ¿están cambiando las formas de financiar, se están formando los y las entrenadoras en temas de igualdad? Poco a poco, pero muy poco a poco, y no sin resistencias”.

Ya tenemos diagnóstico y soluciones, pero hacen falta recursos: humanos, económicos y de formación

Un estudio reciente de la Universidad Central de Catalunya sobre el abandono deportivo de las más jóvenes resulta demoledor. Zugasti ofrece algunas de las conclusiones de este: “Las adolescentes apuntan la falta de adecuación en la exigencia, inseguridades por la regla, los cambios corporales y la ropa deportiva, la inseguridad en espacios masculinizados (equipos excluyentes y falta de recursos), la falta de apoyo y de un entorno deportivo de confianza, la exigencia del deporte y la carencia de motivación, problemas con el entorno, las compañeras, el club y la relación con el/la entrenador/a (exigencia y poca empatía). Obviamente, lo bueno es que ya tenemos diagnóstico y soluciones, pero hacen falta recursos: humanos, económicos y de formación. Y que esos referentes sigan empujando y que la reacción machista, que existe y que está en las federaciones, en los clubes, en los coles y en los polideportivos, no nos gane la partida. Necesitamos que de verdad se formen directivas, cuerpos técnicos y plantillas. La afición va años por delante de esas directivas. Las jugadoras están llenando estadios, ganándolo todo. Han hecho su parte, y la afición también, pero, ¿y ellos? ¿Pretenden seguir como Rubiales y compañía, aferrados a su viejo mundo?”

Lo que parece claro es que la situación en el futuro para las mujeres en el fútbol femenino será mucho mejor gracias a la lucha que están llevando a cabo las futbolistas profesionales españolas por mejorar las condiciones en las que desarrollan su actividad. Una batalla que, como dice Zugasti, están librando casi en solitario, sin la complicidad de sus homólogos masculinos. “Esta lección de las jugadoras se está haciendo muy al margen de ellos, de los hombres del sector. Ellas han llegado a decir que no esperaban nada por su parte. Por un lado, es una demostración del poder de su autoorganización, pero por otro, es muy triste que los jugadores no tomaran una posición activa, que no haya una responsabilidad social como referente, algo que ellas sí han demostrado tener”.

Más allá de su expansión a nivel comercial o de los índices de seguimiento, la gran herencia que hasta el momento está recogiendo el fútbol femenino español de los éxitos recientes de la selección nacional y del FC Barcelona es el enorme interés por practicar este deporte que ha despertado entre las más jóvenes....

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí